CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

Síguenos en..

viernes, 30 de julio de 2010

¿Se imaginan tener un número de teléfono que esté maldito y que por eso vayan a morir?
Una compañía de teléfono de Bulgaria ha decidido suspender de actividad y no volver a asignarselo a ningún cliente un número de teléfono, en concreto el 0888 888 888, ya que en los últimos 10 años, sus tres últimos “propietarios” han muerto tragicamente.
El primero fue Vladimir Grashnov, exdirector general de la compañía de teléfono Mobitel, la misma empresa a la que pertenece el número, falleció a la edad de 48 de cáncer. Dicen que el teléfono fue tratado con una sustancia radioactiva que le provocó dicho cancer.
Konstantin Dimitrov, un jefe de la mafia bulgara, que fue asesinado a tiros por un ciudadano de los Países Bajos, mientras comía, si insinua que la mafia rusa tuvo algo que ver en el asunto.
Konstantin Dishliev, un hombre de negocios ilegales, que fue asesinado en un restaunte, después de que fuera interceptado un cuantioso cargamento de drogas. Ese número de teléfono ha sido suspendido y no volverá a ser asignado a nadie. La compañía de teléfono no quiere hacer declaraciones.
Obviamente decir que la muerte va ligada a un número de teléfono no es comprobable científicamente.

...

Hace unos años se extendió la leyenda urbana de que a Ana Obregón, actriz española, le había estallado uno de sus pechos de silicona durante un viaje en avión.
La diferencia de presión entre el "suelo llano" y la de un avión en pleno vuelo es considerable, pero no mayor que la que pudiera haber en un lugar situado a unos 2.500 metros de altitud. Con esta presión, es cierto que algunos objetos que tienen aire en su interior se "abomban" un poco, pero no llegan a estallar. Esta en cambio es muy antigua, y proviene de Estados Unidos, en donde en los años 1960, se puso de modo unos sujetadores cuyo relleno se inflaba para que fuera la mujer la que decidiera el volumen que considerara idóneo para su busto.
En aquellos años también surgieron diferentes historias de explosiones "pectorales" en los aviones. También, y en referencia a esos sujetadores inflables, que más de uno había estallado, cuando su pareja había intentado colocarle algún adorno punzante en la ropa.

0 comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.